A Dios sea la Gloria

A Dios sea la Gloria

Amados hermanos.

En Daniel 1:8 dice lo siguiente: “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.”

Me gusta insistir a todos los que puedo qué; en estos días es muy importante dar razón de nuestra fe. En la Biblia encontramos muchos episodios en que tanto hombres como mujeres se las jugaron plenamente para dejar en claro lo que creían en relación a Dios y sus convicciones. En este caso a la luz del versículo que encabeza esta reflexión dice que Daniel tenía claro la importancia de poner a Dios en primer lugar, sabía que cuanto poseía y había logrado era gracias a Dios; su propósito constante era agradarle. Mostrar su poder ilimitado obraba en él. Los dones y talentos están a disposición de nosotros, su amor se refleja en las acciones para ayudar a influenciar positivamente a nuestro alrededor. ¡Todo es por El y para El!  ¡A Él sea la Gloria!

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X