Buenos Padres, Hijos Exitosos

Buenos Padres, Hijos Exitosos

Amados hermanos y hermanas.

En Proverbios 10:1 dice lo siguiente: “El hijo sabio alegra al padre, pero el hijo necio es tristeza para su madre”.

Muchas veces nos preguntamos ¿Cómo resolveré los problemas que cada día surgen en la delicada tarea de encauzar en el mejor camino debidamente a mis hijos? Esa es una pregunta de padres responsables, que anhelan lo mejor para sus niños y que no están dispuestos a verlos descarriarse en las sendas del mundo, los vicios y las formas en que pueden desobedecer la voluntad divina.

El consuelo de los padres depende en gran medida de la buena conducta de sus hijos. Los hijos deben comportarse sabiamente y vivir conforme a la buena educación que se le ha dado. Pero la clave es y será el buen ejemplo de vida de ellos y como se relacionan sus padres dentro del hogar y en la sociedad. Deben ser padres de amor y respeto mutuo. Padres honestos y de buena comunicación. Padres ejemplares en moral y ética social. Padres adoradores de Dios y obedientes a sus mandatos, comenzando por el primer y segundo mandamiento.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X