Con todo yo me Alegrare

Con todo yo me Alegrare

Amados hermanos y hermanas.

En Habacuc 3:17-18 dice lo siguiente: “Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; 18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.”

Hoy en tiempo de pandemia y calamidad nos estamos informando de muchos héroes y heroínas que, desde sus lugares de acción, hacen lo suyo con fe tratando de ayudar a los que lo necesitan. Todo constituye una expresión de fe viva y práctica, en muchos casos merecen escribirse con un diamante en una roca para siempre.

Quiera Dios que todo eso por su gracia también quede gravado profundamente en nuestros corazones. Alguien hizo una interesante pregunta que no me dejo indiferente: ¿Cuándo todo esto pase, seremos diferentes? El pasaje que tenemos bajo nuestra consideración expresa en forma concisa sobre las adversidades y calamidades y en medio de todo, el profeta Habacuc valora a Dios diciendo que en el día de las adversidades: “Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.” Con esto nos da a entender que ante tales circunstancias mantendría tranquilidad santa, y más aún, que, en medio de todo, él se complacería con una alegría genuina en Dios y esperaría con júbilo en El. Si a principio les hablé de actos heroicos, esta actitud del profeta también es un acto heroico: Confiar plenamente en Dios y actuar con “fe, esperanza y amor invencible.” (1ª Cor. 13:13)

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X