Dios es Incomparable

Dios es Incomparable

Amados hermanos y hermanas.

En Salmo 36:7-9 dice lo siguiente: “Dios mío, ¡tu amor es incomparable! Bajo tu sombra protectora todos hallamos refugio. 8 Con la abundancia de tu casa nos dejas satisfechos; en tu río de bendiciones apagas nuestra sed. 9 Sólo en ti se encuentra la fuente de la vida, y sólo en tu presencia podemos ver la luz.” (TLA)

Me inspira muchísimo el título de esta reflexión y me veo en una colina gritando a todo pulmón: “¡Mi Dios es incomparable!”. Existe un hermoso himno tradicional que hoy no se canta y dice así en su primera estrofa: Nada es comparable; A ti mi Señor, Nada codiciable. Como tu favor; Señor adorable. Te abro el corazón…

Con plena confianza les puedo decir que Dios vela por la seguridad de cada uno de sus hijos. No creas que Dios te ha olvidado; El vigila cada paso que das a fin de mantenerte a salvo. No hay refugio fuera de Él, solo en sus brazos podemos descansar seguro. Por tal razón alimentemos la esperanza que nos ha dejado en su palabra, vivamos confiando en El por qué nunca falla. En estos tiempos de pandemia aferrados a Él. La versión 60 lo expresa de la siguiente manera: “¡Cuán preciosa, oh, Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.”

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Estamos en múltiples plataformasTodas mis predicas ahora en Spotify

Escucha todas mis predicaciones en Spotify desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo.

X
X