Dios es Nuestra Fuerza

Dios es Nuestra Fuerza

Amados hermanos y hermanas:

En Isaías 40:29 dice lo siguiente: “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.”

No sé si te ha pasado, pero a mi si y en más de alguna vez: Me he sentido fatigado, cansado y agobiado, sin gana alguna de continuar. Tal vez te parezca algo raro lo que te digo. Un gran predicador, un día nos compartía que siendo pastor paso por un momento muy difícil y tenía muchas ganas de llorar y para que no lo vieran su esposa y sus hijos, se metió bajo la cama y boca abajo, lloro y lloro. Luego oro, mientras oraba escucho una voz que le dijo: “Sale de aquí, lávate la cara y continua”. Salió y fue al baño y se miró en el espejo y su cara estaba sucia por el polvo que había bajo el catre. Respaldado por mi experiencia, te puedo decir que aunque no tengas fuerzas para continuar, clamar a Dios y él puede darte la fuerza que necesitas para empezar de nuevo. Para renovarte, para encausar tu vida en el verdadero propósito por el cual vives. No te acostumbres al cansancio ni a la debilidad. El Señor es la fuente para tu fuerza, para tu ánimo y determinación hoy. Agradece a Él por cada momento que vivirás en este día; si es bueno será un gran recuerdo, si es difícil será una gran experiencia. Suelta el cansancio, recibe fuerza en el nombre de Jesús. “…El es por nosotros…” (Romanos 8:31)

Dios le bendiga en este día

Tome un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X