Dios y su Misericordia

Dios y su Misericordia

Amados hermanos.

En Salmo 36:7 dice lo siguiente: “¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia!

Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.”

Me inspira muchísimo el título de esta reflexión y me veo en una colina gritando a todo pulmón: “¡Mi Dios es incomparable!”.

Con plena confianza les puedo decir que Dios vela por la seguridad de cada uno de sus hijos. No creas que Dios te ha olvidado; El vigila cada paso que das a fin de mantenerte a salvo. No hay refugio fuera de Él, solo en sus brazos podemos descansar seguro. Por tal razón alimentemos la esperanza que nos ha dejado en su palabra, vivamos confiando en Él por qué nunca falla. En estos tiempos complicados podemos aferrarnos a El puesto que nos sostiene con su misericordia.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X