Él nos Corrige

Él nos Corrige

Amados hermanos y hermanas.

En Hebreos 12:7 dice lo siguiente: “Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos, porque ¿Qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?”.

Qué bueno y saludable es entrar al taller de Jesús, para que Él trabaje en nuestros errores y debilidades.

La disciplina no es algo agradable, pero es la garantía de que eres hijo de Dios y tienes quien te corrija cuando te equivocas.

Las palabras correctivas del Padre de amor no buscan humillarte, al contrario, buscan sacar lo mejor de ti, del potencial que tienes como persona para que sea de beneficio en todas las áreas y etapas de tu vida.

No vivas indisciplinado, porque tarde o temprano te traerá consecuencias dolorosas o vergonzosas.

Recibe la disciplina de Dios con humildad y sé uno de sus hijos obedientes y dóciles.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X