Encomendémonos a Dios

Encomendémonos a Dios

Amados hermanos.

En Job 5:8-13 dice lo siguiente: “Si se tratara de mí, yo apelaría a Dios; ante él expondría mi caso.  9 Él realiza maravillas insondables, portentos que no pueden contarse. 10Él derrama lluvia sobre la tierra y envía agua sobre los campos. 11Él enaltece a los humildes y da seguridad a los enlutados. 12 Él deshace las maquinaciones de los astutos, para que no prospere la obra de sus manos. 13 Él atrapa a los astutos en su astucia, y desbarata los planes de los malvados.” (NVI)

Hay algo que me pone muy triste y es que veo a las autoridades a todo nivel sobrepasadas con la violencia, la desigualdad y las demandas ciudadanas. En nuestro país hay decepción ante el gobierno de turno. Sin ponerle ni quitarle estamos en medio de una sociedad colapsada. Infelizmente, no es solamente en nuestro país, sino también en muchas partes del mundo. Es oportuno que nos hagamos la siguiente pregunta y meditemos en ella: ¿A dónde llegará todo este caos? ¿Llegará a buen puerto todo lo que sucede sin la dirección de Dios? Por más distancia que tomemos, no tendremos felicidad, ni el entendimiento que se necesita. De acuerdo con el pasaje de Job, hoy como siempre, tenemos la oportunidad de buscar a Dios y encomendarle nuestra vida porque Él hace cosas grandes e increíbles. Cuando dejamos que Dios gobierne hay cambios maravillosos. Dejar a Dios que haga su voluntad depende solamente de cada uno de nosotros.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X