Escóndete En Casa

Escóndete En Casa

Amados hermanos y hermanas.

En Isaías 26:20-21 dice lo siguiente: “Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras de ti tus puertas, escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación de Dios. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos”

Posiblemente le parezca un poco raro este refrán: “Más vale cobarde vivo que valiente muerto”.

En la palabra dice mejor es perro vivo que León muerto. ¡Esconderse! Se podría decir; ¿eso es de cobardes?  Isaías, hablando por El Señor, profetiza un tiempo en que el pueblo del Señor será invitado a entrar y encontrar refugio en tanto que pasa la indignación. El refugio es seguro. El pueblo de Dios está seguro en sus aposentos, mientras cierra tras de sí sus puertas. Están escondidos a salvo, vale decir, escóndete. Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad. Esta no es una persecución por parte de los malvados, sino, un juicio del Señor.

Este no es un juicio local, sino algo que el Señor trae sobre los moradores de la tierra en general. La interrogante que nos surge: ¿Cuánto será este tiempo cuando el pueblo de Dios este escondido, por la gran indignación que El Señor traerá sobre la tierra? Este pasaje de Isaías podría referirse a la liberación del pueblo judío de la furia del anticristo descrita en Apocalipsis 12:6 que dice: “Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días”. Podemos aplicar la idea de que los tiempos en la Biblia son simbólicos por lo cual podemos decir en una libre interpretación de que Dios en su gran misericordia ofrece en todo tiempo protección a sus hijos, vale decir, a su iglesia y esa protección hoy está conforme a lo que nos sucede con el COVID 19 dado a que esa protección Dios la ha dispuesto en nuestro señor Jesucristo en nuestro propio hogar.

Dios te bendiga en este día.

Tome un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X