Escucha a Dios

Escucha a Dios

Amados hermanos y hermanas.

En Deuteronomio 28:1 dice lo siguiente: “Acontecerá que, si oyeres atentamente la voz del Señor tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también el Señor tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.”

En la actualidad, el mundo ya no escucha la voz de Dios.

En cargos de empresarios, gobiernos y educadores tampoco desean escuchar la voz de Dios.

Todo esto tendrá grandes consecuencias para cada uno de ellos en el juicio final, donde nadie se escapará de la mano del todopoderoso.

Tu crecimiento espiritual está directamente ligado a tu obediencia a la Palabra, porque en ella tu carácter es afinado para el crecimiento integral que Dios quiere darte.

Que el inmenso amor de Dios te abrace hoy, en medio de las circunstancias que puedas estar pasando y haga en ti un milagro poderoso.

Cuando somos obedientes al Señor, su voluntad se hace real en nuestras vidas, garantizando los resultados que Él promete.

Nada se gana con solo escuchar, más bien hagámonos el ánimo de practicar la obediencia y dejemos a Dios actuar en nuestra vida a partir de hoy.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X