La Aflicción

La Aflicción

Amados hermanos.

En Salmo 107:28-29 dice lo siguiente: “Como ebrios tropezaban, se tambaleaban; de nada les valía toda su pericia. 28 en su angustia clamaron al SEÑOR, y él los sacó de su aflicción. 29 cambió la tempestad en suave brisa: se sosegaron las olas del mar.” (NVI)

Mis estimado: ¿Está agotada tu paciencia? ¿No sabes cómo salir del problema que te aqueja? ¿Te parece que todo está contra ti? Te quiero decir con absoluta seguridad, que “cuando todo se ve perdido” es cuando Dios puede mostrar su poder. Dice el Salmo 121 “Alzare mis ojos a los montes ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová.” (Versión 60). Y la versión NVI dice: “A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? 2 mi ayuda proviene del SEÑOR,” (Les pongo estas dos versiones para mejor entendimiento). Cuando vemos que no aparece la luz en el túnel, debemos conservar la calma y pensar que, si volvemos nuestra mirada hacia Dios, Él no nos va a desoír ni dejarnos solos, Él es “nuestro amparo, nuestra fortaleza y nuestro pronto auxilio” dice el salmo 46. Hoy he sentido expresarte estas palabras, porque durante la vida que Dios me ha dado, ha sido mi única alternativa para seguir adelante frente a las situaciones difíciles que me ha correspondido vivir. Es por eso que está a flor de mis labios decir que “Dios es fiel con sus hijos que confían en Él. Clama a Dios como lo dice el salmista y te sacara de tu aflicción.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X