La Oración de Fe

La Oración de Fe

Amados hermanos y hermanas.

En Salmo 62:5 dice lo siguiente: “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza.”

Hay algo que les puedo afirmar fehacientemente es que cada oración que hacemos con y, en conformidad con la voluntad de Dios, por la cual Él ha prometido si se ofrece en el nombre de Jesucristo y bajo la influencia del Espíritu Santo ya sean peticiones de bendiciones temporales o espirituales sin ninguna duda serán contestadas plenamente.

Dios siempre responde las oraciones de los suyos, cuando lo que pedimos lo deseamos para su gloria y para nuestro bienestar eterno y espiritual. Así como no podemos encontrar que Jesús rechazara ni a uno sólo de los que le suplicaron misericordia, tampoco creemos que ninguna de las oraciones que se hagan en su nombre han de ser en vano.

La respuesta a la oración puede estar aproximándose, aunque no recibamos su venida. Sabemos que vendrá y florecerá como la raíz que está bajo el suelo de invierno, dando la impresión de que está muerta. Las respuestas retardadas a la oración no son solamente pruebas de fe, sino que nos dan la oportunidad de honrarle por nuestra firme confianza en Él. Mantengámonos en la convicción que nuestro Dios es fiel y nos dice que: “La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará.” (Santiago 5:15)

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X