Lee la Palabra

Lee la Palabra

Amados hermanos y hermanas.

En Josué 1:8 dice lo siguiente: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”

El éxito no es fortuito, no proviene del azar. Nada en la vida, ni siquiera lo que Dios te promete, nada se logra si no tienes disciplina y esfuerzo.

La base de nuestra seguridad y crecimiento es el conocimiento de Jesús y sus escrituras.

Sujeta tu vida a la disciplina, trabaja, aplícate, vive tus procesos y permite que Dios haga su parte.

El área de nuestra seguridad está bajo su protección y conocimiento. Hay un gran propósito en esas luchas que experimentas, Dios tiene algo grande que entregarte.

Una vida plena consiste en permitir que Dios nos discipline y nos guíe según su sabiduría.

Dios te bendiga en este día

Toma un tiempo para orar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X