Libranos De Los Males Del Corazón

Libranos De Los Males Del Corazón

Amados hermanos y hermanos.

En Efesios 4:31 dice lo siguiente: “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.”

La oración debe ser siempre por la sanidad del corazón herido. Un corazón lastimado no puede avanzar, pues las heridas que no se curan a tiempo se infectan y detienen el avance.
El Señor Jesús nos enseña en su oración modelo, vale decir: “El Padre nuestro” que debemos pedir ser librados del mal.
Como creyentes debemos pedir a Dios que nos libre de todo aquello que pueda hacernos fracasar en la vida.
No debemos permitir que ningún mal dañe nuestro entorno emocional y familiar.

Debemos culminar bien lo que un día el Señor nos permitió comenzar. Así es, la vida cristiana es una hermosa carrera que llegara al final con un corazón agradecido, lleno de alegría y de satisfacciones por las bendiciones recibidas y los logros obtenidos en tu largo y arduo trabajo en el cumplimiento de la misión encomendada, debemos culminar bien lo que un día el Señor nos permitió comenzar.

El apóstol Pablo dijo al respecto: Quiero terminar con gozo mi carrera. (Hechos 20:24)

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X