¿Marcharnos o Mantenernos Fieles?

¿Marcharnos o Mantenernos Fieles?

Amados hermanos.

En Juan 6:68 dice lo siguiente: “Y Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes las palabras de vida eterna.”

Este pasaje trata de la discusión de los discípulos entre sí y con Jesús y de la conversación de Jesús con Pedro. Nos muestra las exigencias de la fe y la necesidad de un compromiso firme con Jesús y con su propuesta. “Este lenguaje es duro. ¿Quién puede escucharlo?” con esta expresión se refleja cómo diversos discípulos se volvieron atrás y ya no estaban dispuestos a recorrer el camino de Jesús.

Hoy a nosotros nos puede pasar lo mismo. Estamos en un tiempo en que la vida cristiana debe ser vivida a la intemperie, a contracorriente, seguimos proclamando valores que el mundo entiende como contravalores y como se los he dicho en algunas ocasiones: “estamos enfrentados a múltiples corrientes de pensamientos”, frente a ello podemos ceder a la tentación de cobijar en nuestro corazón esos pensamientos: Esto es muy duro, ¿quién puede cargar con esto? Mejor marcharse.

La decisión de quedarse o marcharse dependerá de que hayamos experimentado fuertemente sus “palabras de vida eterna”.

Me pongo en el lugar de Pedro ante Jesús. ¿Qué respuesta doy a Jesús que me pregunta?: “¿También tú quieres irte?” El salmista nos da ánimo para seguir diciéndonos en el Salmos 73:25: “¿A quién tengo yo en los cielos, sino a ti? Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X