No Hay Lugar en el Mesón

No Hay Lugar en el Mesón

Amados hermanos.

En Lucas 2:6-7 dice lo siguiente:  ”Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.  Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.”

El relato bíblico nos ubica a más de dos mil años atrás y nos dice que no hubo lugar en el mesón, vale decir, estaban agotadas las hospederías u hoteles en Belén para acoger a María, quien estaba a punto de dar a luz a su hijo Jesús. Ese “mesón” es una imagen de nuestra humanidad la cual no tuvo lugar para el Salvador de la humanidad. Pero esa actitud ¿ha cambiado en nuestros días? No, incluso entre los que se dicen cristianos, son muchos los que no le han recibido realmente. Sin embargo, aunque los hombres no quisieron dar un lugar a Jesús, excepto una cruz para deshacerse de él, en su gracia infinita continua incansablemente anunciando su mensaje de salvación y ofreciendo vida eterna a todos los que le aceptan. El sigue pacientemente llamando a todo aquel que le necesita. De todas maneras, ¡tengamos cuidado! Un día la paciencia del Señor se acabara y la puertas del cielo se cerraran. ¡Entonces será demasiado tarde! ¡No esperes más! No desoigas el llamado y recíbele en tu corazón.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X