¡Trabaja!

¡Trabaja!

Amados hermanos.

En Proverbios 6:6 dice lo siguiente: “Ve  la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos y se sabio.”

Cuando Dios quiso algo que fuese lento y despacio, creo la tortuga. Jamás pensó Dios que los seres humanos deberíamos ser como las tortugas. Es por esta razón que Dios uso al sabio Salomón para que le dijera al perezoso que fuera a mirar a las hormigas y aprendiera de ellas la necesidad de trabajar y sostenerse honesta y decentemente a diario. Es urgente en nuestra sociedad moderna que se hagan las cosas  según lo dictado por la Palabra de Dios. Trabajo honesto, trabajo concienzudo, trabajo bien hecho, es necesario en nuestro mundo; piense por un momento en las condiciones que se encuentra nuestro mundo. No hay duda en que nuestra sociedad necesita lo mejor de cada uno de nosotros, necesita lo mejor de nuestro testimonio como cristianos, lo mejor de nuestra manera de trabajar, hablar, escribir, vender y fabricar. Un mundo que crece en población, disminuye en alimentos, aumenta en contaminación, el agua tiende a escasear, aparecen nuevos virus. Es aquí cuando resuena más fuerte a que debemos dejar de ser indiferentes y perezosos. El trabajo es, además de todo lo anterior, bueno para nosotros mismos. Dios nos dio manos, hombros y piernas, para ser usados, y nuestra mente también.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X
X