Ver a Dios

Ver a Dios

Amados hermanos y hermanas.

En Apocalipsis 3:18 dice lo siguiente: “Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.”

Este es un versículo clave del mensaje a la Iglesia de la Odisea. Los 7 mensajes cada uno contienen una enseñanza que es aplicable para nuestros días. En el caso de este en su parte medular, contiene tres recomendaciones muy necesarias:

  • “Oro refinado en fuego.” Que la fe activa y operante es comparada con el oro y la naturaleza divina de Dios, la cual es la divinidad de Cristo, es comparada por el oro refinado en fuego.
  • “Las vestiduras blancas” representan una conducta que el Señor puede aprobar; tal conducta es el Señor mismo expresado en nuestro diario vivir y que luego se degradó, hoy necesitamos para cubrir nuestra desnudez.
  • “El colirio” requerido para ungir nuestros ojos esto es el Espíritu Santo que unge nuestra vida recobrada, que luego se degradó y hoy necesita esta clase de colirio para que nuestra ceguera espiritual sea sanada para ver a Dios y su gloria. Ver a Dios: En Mateo 5:8 dice: “Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos verán a Dios.”
  • Ver a Dios equivale a ganar a Dios; ganar a Dios es recibirle a Él y sus beneficios, Su Vida y Su naturaleza. De modo que llegue a ser muy real en nosotros y por fe le veamos.
  • “…ellos verán a Dios”. Ver a Dios significa que Él nos ha transformado.
  • Ver a Dios es ser transformado a la gloriosa imagen de Cristo, el Dios hombre, para expresar a Dios en Su vida y representarlo en Su autoridad.
  • Cuanto más veamos a Dios, le conozcamos y amemos, más “nos negaremos a nosotros mismos” como lo dice en Mateo 16:24.

Dios te bendiga en este día.

Toma un tiempo para orar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X